Home Recommended Explore Explore Videos Explore Livestreams Explore Images Explore Audio Explore Topics Explore Users Explore groups Topics Groups About Features & roadmap Airtime extension Membership & xp moderation Community guidelines Airtime a short history imprint Contact us changelog

@Escuela de Salamanca

Romance del sonámbulo, Federico García Lorca. English and Spanish subtitles.


Federico García Lorca was a Spanish poet, playwright, and theatre director. He achieved international recognition as an emblematic member of the Generation of '27, a group consisting of mostly poets who introduced the tenets of European movements (such as symbolism, futurism, and surrealism) into Spanish literature. He is believed to have been killed by Nationalist forces at the beginning of the Spanish Civil War. His remains have never been found.


'Romance del sonámbulo' is included in 'Romancero gitano', which is composed of eighteen narrative poems dealing with topics such as night, death, the sky, and the moon. Gypsy culture is a common topic for all poems in 'Romancero gitano'. 'Romancero gitano' expresses the sorrows of a people that lives on the fringes of society, and who feels persecuted and fights against the authority.


Romance del sonámbulo:

Verde que te quiero verde.

Verde viento. Verdes ramas.

El barco sobre la mar

y el caballo en la montaña.

Con la sombra en la cintura

ella sueña en su baranda,

verde carne, pelo verde,

con ojos de fría plata.

Verde que te quiero verde.

Bajo la luna gitana,

las cosas la están mirando

y ella no puede mirarlas.


Verde que te quiero verde.

Grandes estrellas de escarcha

vienen con el pez de sombra

que abre el camino del alba.

La higuera frota su viento

con la lija de sus ramas,

y el monte, gato garduño,

eriza sus pitas agrias.

¿Pero quién vendra? ¿Y por dónde...?

Ella sigue en su baranda,

Verde carne, pelo verde,

soñando en la mar amarga.


—Compadre, quiero cambiar

mi caballo por su casa,

mi montura por su espejo,

mi cuchillo per su manta.

Compadre, vengo sangrando,

desde los puertos de Cabra.

—Si yo pudiera, mocito,

este trato se cerraba.

Pero yo ya no soy yo,

ni mi casa es ya mi casa.

—Compadre, quiero morir

decentemente en mi cama.

De acero, si puede ser,

con las sábanas de holanda.

¿No ves la herida que tengo

desde el pecho a la garganta?

—Trescientas rosas morenas

lleva tu pechera blanca.

Tu sangre rezuma y huele

alrededor de tu faja.

Pero yo ya no soy yo,

ni mi casa es ya mi casa.

—Dejadme subir al menos

hasta las altas barandas;

¡dejadme subir!, dejadme,

hasta las verdes barandas.

Barandales de la luna

por donde retumba el agua.

Ya suben los dos compadres

hacia las altas barandas.

Dejando un rastro de sangre.

Dejando un rastro de lágrimas.

Temblaban en los tejados

farolillos de hojalata.

Mil panderos de cristal

herían la madrugada.

Verde que te quiero verde,

verde viento, verdes ramas.

Los dos compadres subieron.

El largo viento dejaba

en la boca un raro gusto

de hiel, de menta y de albahaca.

¡Compadre! ¿Donde está, díme?

¿Donde está tu niña amarga?

¡Cuántas veces te esperó!

¡Cuántas veces te esperara,

cara fresca, negro pelo,

en esta verde baranda!


Sobre el rostro del aljibe

se mecía la gitana.

Verde carne, pelo verde,

con ojos de fría plata.

Un carámbano de luna

la sostiene sobre el agua.

La noche se puso íntima

como una pequeña plaza.

Guardias civiles borrachos

en la puerta golpeaban.

Verde que te quiero verde.

Verde viento. Verdes ramas.

El barco sobre la mar.

Y el caballo en la montaña.

Views:42
Likes:0
PostTime:1617316753969
Comment Count:0
Group Name:
Votes Count:1